México puede ser autosuficiente en paneles solares: AMFEF

Las seis empresas mexicanas que fabrican paneles solares para generación de electricidad fotovoltaica cuentan con una capacidad instalada de 1,300 megawatts al año, suficiente para abastecer los planes de crecimiento de este sector, que previene llegar a hasta 2,000 megawatts en el 2018.

Las seis empresas mexicanas que fabrican paneles solares para generación de electricidad fotovoltaica cuentan con una capacidad instalada de 1,300 megawatts al año, suficiente para abastecer los planes de crecimiento de este sector, que previene llegar a hasta 2,000 megawatts en el 2018.

 

Javier Romero, director de la Asociación Mexicana de Fabricantes de Equipos Fotovoltaicos (AMFEF), detalló que al menos las tres empresas de mayor tamaño dentro de su asociación: Iusasol, Solartec y ERDM Solar —que abarcan 70% del mercado nacional— han invertido alrededor de 400 millones de dólares en la capacidad instalada para fabricar estos componentes en México, por lo que ofrecen precios competitivos conforme a los comparativos base que se realizan en Estados Unidos, principalmente.

 

Entre el 2013 y el 2014, paneles con capacidad conjunta de 70 megawatts, la totalidad de los instalados en sistemas fotovoltaicos en el país, fueron de exportación, explicó, situación que obligó a que los fabricantes nacionales exportaran sus productos.

 

Ante este fenómeno, los fabricantes nacionales expusieron al Sistema de Administración Tributaria y a la Secretaría de Economía los estudios que se han llevado a cabo en Europa, Canadá y Estados Unidos, donde se demostró que a partir del 2012, se llevó a cabo competencia desleal por importadores asiáticos —principalmente de China y Taiwan— quienes realizaron prácticas como el dumping y cuentan con subsidios para la fabricación de componentes en sus países, por lo que sus precios más bajos desplazaron a la competencia interna en esos países.

 

Derivado de lo anterior, los principales países productores de energía solar en Europa (región que tiene una capacidad instalada superior a 62,000 megawatts y que en el 2012 y el 2013 abarcó 75% de la generación global) cuentan con cuotas compensatorias para las importaciones que llegan a 35% de aranceles, mientras que en Estados Unidos y Canadá, estos cobros arancelarios promedian 20% del valor del panel solar. Así, desde el 2014, la importación de paneles solares en México tuvo una reclasificación arancelaria en la cual se cobra 15% de su valor, situación que ha afectado proyectos que podrían fincarse en la importación de componentes, según ha denunciado la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asomex).

 

Pero para los fabricantes mexicanos, la medida es “la posibilidad de que participemos en el crecimiento del sector con un piso parejo”.

Escribir comentario

Comentarios: 0