Previsiones y panorama de las energías renovables en México para 2015

El futuro de las energías renovables en México es muy prometedor, pero no ha tenido el despegue que todos esperábamos por no tener totalmente claras las reglas del juego.


Tras le Reforma Energética, el compromiso del Gobierno Federal es que para el 2018 el 25% de la energía que se consume en el país sea de fuentes renovables, y que para el 2024 sea del 35%. Si comparamos la situación actual de México y sus excelentes condiciones climatológicas para generar energías renovables, consideramos que dichos porcentajes son fácilmente alcanzables. Sin embargo, debemos tener en cuenta que México es un país relativamente nuevo en todo lo que refiere a generación de energías limpias, por lo que el crecimiento del sector tendría que ser exponencial para lograr dichos objetivos.



La nueva Ley de la Industria Eléctrica (LIE) y su Reglamento publicado el 31 de octubre de 2014, han logrado levantar un gran interés de muchas empresas nacionales y extranjeras para entrar al sector de las energías limpias; sin embargo, aun no están del todo claras las reglas, y seguimos en una fase de ajuste, definiendo la forma en que se va a desarrollar u operar este sector.


En el Reglamento de la LIE se esperaba que se regulara y se definieran muchas de las cuestiones mencionadas por la Ley, en especial la forma en que muchas de ellas funcionarían y se debían tramitar, pero dicho Reglamento deja gran parte de los temas pendientes para que se resuelvan mediante disposiciones administrativas de carácter general, que en la mayoría de los casos deberá emitir la CRE (Comisión Reguladora de Energía).


Algunas de dichas disposiciones ya se han emitido, pero aún faltan muchas muy importantes, entre ellas las reglas de funcionamiento del Mercado Eléctrico Mayorista. Dentro de los temas pendientes por ser regulados por la CRE tenemos las contraprestaciones, precios y Tarifas Reguladas para la transmisión, distribución y suministro eléctrico.


Dichas normas son de suma importancia ya que establecerán los precios máximos que se podrán aplicar, y con base en ello, los inversionistas podrán tener mayor seguridad sobre los plazos de recuperación de su inversión, así como la posible rentabilidad de los proyectos del sector.


Adicionalmente, sabemos que en México nunca se han dado estímulos financieros y/o fiscales para quien genere energías renovables, ya que aunque la tecnología avanza y cada vez es más competitivo este tipo de energías, no siempre pueden ser tan rentables como las fuentes tradicionales.


energia 88-3Por todo lo anterior, podemos afirmar que el futuro de las energías renovables en México es muy prometedor, pero no ha tenido el despegue que todos esperábamos por no tener totalmente claras las reglas del juego y operativa del sector. Para la segunda mitad de éste año se tendrá mucho más claro el escenario y con ello empezará a generarse mucha mayor inversión y el verdadero despegue del sector.


ENERGÍA EÓLICA

En 20 años, la energía eólica ha pasado de ser una fuente de generación de energía emergente, a ser una de las principales fuentes de generación de energía renovable, y sin duda alguna la de mayor crecimiento.


Durante dicho plazo, la tecnología y solidez del sector ha provocado que los costos de generar energía eólica se reduzcan de forma dramática y permitan que al día de hoy sean bastante competitivos, incluso en comparación con fuentes convencionales de generación de energía. Ni qué decir contra la energía solar, que a pesar de haber reducido considerablemente sus costo, su bajo factor de planta (horas al día en que generan electricidad) la hace ser menos competitiva que la energía eólica.


En este sentido las estadísticas de AMDEE (Asociación Mexicana de Energía Eólica) nos permiten ver el increíble crecimiento de este tipo de energía, que pasó de los 85 megavatios (MW) instalados en 2008, a los 2,100 megavatios (MW) instalados a finales de 2014, con un crecimiento impresionante de 71% cada año. Asimismo, Adrian Escofet, presidente de la Asociación, señaló que al cierre de diciembre de 2014, México contó con 31 parques instalados y 6 parques en construcción.


Según ProMéxico, se prevé que entre 2015 y 2018, la inversión privada en el sector energético sea de USD $20 billones por año, a lo que habrá que sumar la inversión del gobierno (CFE, PEMEX, SENER, etc.). De dicha inversión, el mismo ProMéxico estima que el 80% sea en el sector de energía eólica, mientras que el 15% en solar, y el resto en diferentes tecnologías (biomasa, geotermia e hidroeléctricas, entre otras). Por tal motivo consideramos interesante profundizar más en el sector de la energía eólica.


Una de las claras ventajas de generar energía eólica en México, es que el país cuenta con excelentes condiciones para la generación de este tipo de energía como las de los estados de Tamaulipas y Durango, así como La Ventosa en el Estado de Oaxaca, y La Rumorosa en Baja California Norte, dos zonas consideradas entre las mejores del mundo.


energia 88-2Podemos afirmar que el sector de la energía eólica seguirá siendo el más interesante para generar energía renovable durante los próximos años, y en donde mayor inversión se generará.


ENERGÍA LIMPIA NO RENOVABLE

También existen fuentes de generación eléctrica que se consideran limpias al no ser contaminantes, pero no son renovables, ya que para su producción se utiliza algún elemento no renovable. El caso más típico de esto es la Cogeneración mediante ciclos combinados eficientes, los cuales generalmente queman gas natural para generar energía eléctrica.


Este tipo de proyectos también crecerá mucho en los próximos años, ya que el precio del gas natural está realmente bajo, y dichas plantas tienen la ventaja de poder generar prácticamente 24 horas al día, lo que da una excelente rentabilidad a los proyectos.

Escribir comentario

Comentarios: 0