Producción de energía renovable creció al 22 por ciento en 2013

La producción de energía a partir de fuentes renovables continuó en aumento 2013 y muchas de las políticas públicas más avanzadas en la materia se dieron en países en desarrollo.

 

Sin embargo, el año pasado descendió la inversión global en este tipo de energías, según puso de manifiesto el Informe Global 2014 sobre el Estado de las Energías Renovables REN21, la Red de Políticas de Energías Renovables para el s. XXI, es una iniciativa de varios estados, organizaciones internacionales y asociaciones industriales.

 

Según el documento, el 22 % de la energía producida en el mundo procede de fuentes renovables y el porcentaje gana terreno frente a las energías fósiles. Así, en 2013, más del 56 % de las nuevas incorporaciones al mix energético mundial fue de origen renovable.

 

De esta forma, las inversiones netas en capacidad de producción de energía renovable superaron ese año la inversión en combustibles fósiles. Según datos del informe, en 2013 se marcó un nuevo récord, con la producción de más de 1.560 gigavatios de electricidad de origen renovable.


Generar confianza, el papel crucial de los gobiernos

 

Los gobiernos son cada vez más conscientes del potencial de las energías renovables en el impulso del desarrollo nacional, incluyendo las ventajas adicionales a la mera producción de energía como puede ser un medio ambiente más limpio con la consecuente mejora de la salud de la población, la creación de nuevos puestos de trabajo, la reducción de la pobreza y la mejora en la vida de las mujeres.

 

Sin embargo, en 2013 por segundo año consecutivo, se produjo un descenso de la inversión, debido, según el reporte a la incertidumbre sobre las políticas de incentivos estatales en Europa y Estados Unidos.

 

El documento hace hincapié en que los gobiernos podrían hacer mucho más y acelerar los cambios necesarios para la implementación de políticas más apropiadas al desarrollo del sector, lo que aportarían además beneficios al conjunto de la economía y la sociedad.

 

Bajó el precio de las nuevas instalaciones

 

En 2013 cambió la tendencia observada en los ocho años anteriores y disminuyeron las inversiones en renovables en los países en desarrollo. Lo que se debe, según el informe a la fuerte bajada de los costes tecnológicos.

 

Esta tendencia se observó especialmente en la energía solar fotovoltaica, que vio niveles récord de nuevas instalaciones en 2013, a pesar de que las inversiones disminuyeron en un 22%.

 

Otros datos destacados en el informe:

 

China, Estados Unidos y Alemania siguen estando a la cabeza en capacidad de energía renovable instalada.

 

Uruguay, Mauricio y Costa Rica se encuentran entre los países que más inversiones recibieron en energía y combustibles renovables en proporción a su PIB.

 

A principios de 2014, al menos 144 países se habían marcado objetivos en renovables y 138 tenían en marcha políticas de apoyo a este tipo de energías, en 2013, el número era de 138 y 127 respectivamente.

 

En los últimos años, las economías en desarrollo y emergentes lideraron la expansión del sector. Así, pertenecen a este grupo 95 de los países con políticas de apoyo a las renovables, frente a 15 en 2005.

 

A la luz de los datos puestos de manifiesto en el informe, es cada vez más evidente que las energías renovables ya no dependen de un pequeño puñado de países.

 

A medida que los mercados se han mundializado, las industrias de las renovables han ganado en flexibilidad, han diversificado sus productos y han desarrollado cadenas de suministro a escala global.

Escribir comentario

Comentarios: 0