Una 'flor' de luz para quien más la necesite

Las lámparas solares Little Sun requieren cinco horas de carga y duran doble de tiempo encendidas.


El pasado jueves en la noche, durante la preinauguración de la Feria Internacional de Arte de Bogotá, Artbo, varias personas se acercaron a un pequeño puesto del cual colgaban unos pequeños artefactos de color amarillo, similares a una flor y que emitían luz.


Algunos pensaron que se trataba de una pieza de arte en forma de girasol, pero era el lanzamiento de unas lámparas de carga solar que hacen parte del proyecto alemán 'Little Sun', y que son traídas a nuestro país por la Fundación Menorah.


Estas lámparas se lanzaron por primera vez en el 2012, en la Tate Modern Gallery, de Londres, y su diseño fue desarrollado por el artista danés Olafur Eliasson y por el ingeniero Frederik Ottesen, quien es reconocido por trabajar en perfeccionar el funcionamiento del Sunseeker, que permitiría realizar vuelos utilizando energía solar.


La lámpara utiliza luz led y busca reemplazar el uso de aquellas que utilizan combustibles, como las de queroseno, material que suele ser costoso y muy contaminante.


Requiere cinco horas de carga, y luego puede durar encendida el doble del tiempo.



Actualmente, Little Sun se utiliza en ocho países de África: Zimbabue, Uganda, Kenia, Senegal, Burundi, Etiopía, Nigeria y Sudáfrica, así como en otros lugares: Australia, Canadá, Japón y Estados Unidos.


En todo el mundo, ya se han vendido alrededor de 200.000 unidades de estos artefactos, de los cuales, según la empresa alemana, 85.000 corresponden a hogares que no tienen acceso a electricidad.


Según sus creadores, las lámparas de Little Sun han reducido en 4.200 toneladas las emisiones de CO2 y han generado ingresos a 200 emprendedores africanos. En Colombia, se podrán conseguir en la feria Artbo, que se termina este lunes y que se realiza en Corferias.

Escribir comentario

Comentarios: 0