Origami japonés inspira los nuevos paneles solares de la NASA

Brian Trease es hoy un ingeniero mecánico que trabaja para la NASA, siendo más específicos en el Laboratorio de propulsión Jet que tiene como meta transportar objetos al espacio utilizando el menor espacio y peso posible. Pero regresando a Trease, cuando él era aún un estudiante de bachillerato logró estar algún tiempo en Japón gracias a los programas de intercambio donde aprendió algo acerca del origami, que se convertiría en su hobbie.


Hoy  a 20 años de eso, el ingeniero se ha inspirado en el arte del papel japonés para desarrollar investigaciones que se podrían traducir un nuevo panel solar que en modo “comprimido” mediría solo 2.7 metros, con el potencial de expandirse hasta 25. De momento solo existe un prototipo llamado “Gannaflex”, el cual es una escala del proyecto, y se puede expandir a poco más de 1.2 metros.


Si bien aún falta tiempo para que el “Gannaflex” esté orbitando en nuestra atmósfera, es interesante como la NASA podría optimizar de la generación de energía solar en el espacio a raíz de un pasatiempo de un ingiero como estudiante de intercambio en Japón.


Escribir comentario

Comentarios: 0