Hacia el panel solar autoinstalable más barato y eficiente del mundo

Después de crear la célula fotovoltaica más potente, el Centro Fraunhofer diseña un sistema de paneles solares autoinstalables que puedan incorporarla



Instálelo usted mismo. El Centro Fraunhofer para sistemas de Energía Sostenible trabaja en un ambicioso proyecto de paneles solares que persigue que cada ciudadano sea capaz de instalar por sí mismo y producir su propia energía solar de un modo mucho más barato para convertir en esta fuente de electricidad en una realidad generalizada.



El sistema más eficiente. La nueva apuesta del centro Fraunhofer, todavía en fase de pruebas, se trata de una vuelta de tuerca más al trabajo que han venido realizando históricamente este campo. Durante el año 2013, ya consiguieron desarrollar la célula de energía fotovoltaica más eficiente del mundo. Una innovación que ahora buscan incorporar en una nueva generación de panales solares autoinstalables. Cristian Hoepfner, director del centro, explica cómo, actualmente, «parte del coste de la instalación fotovoltaica proviene de la infraestructura, cableado e instalaciones necesarias para montarla». Según esta institución, se requieren al menos 26 horas de trabajo de un operario especializado en esta tarea. Un tiempo al que habría que sumar la contratación de especialistas en otros oficios para integrar los paneles solares en el marco arquitectónico del edificio. En total, el coste final actual ronda 3,87 euros por cada vatio de potencia instalado.

Mientras tanto, el sistema en el que trabaja este Fraunhofer permite montar los paneles en serie sobre una estructura flexible con capacidad autoadesiva en los techos y un sistema de montaje pensado para que los propios usuarios puedan hacerlo por sí mismos. No requiere mano de obra especializada, y su montaje total está presupuestada en tan sólo de 10 horas de trabajo con un coste de 1,18 euros por vatio de potencia instalado.


Distintas modalidades. Con ayuda de un electricista este sistema puede simultanearse con la red eléctrica, instalarse en solitario para la autogeneración o utilizarse como fuente de energía simultánea que, por ejemplo, sirve como alimentación de los vehículos eléctricos. Además, esta tecnología cuenta con un programa de gestión inteligente capaz de detectar fallos o anomalías en su montaje y que envía a la red en tiempo real los datos de generación y consumo de cada uno de los domicilios instalados.

Escribir comentario

Comentarios: 0