Impulsan agricultura sustentable a partir de abonos y fertilizantes naturales

En Michoacán se realizan acciones desde las comunidades, con la producción de abonos, fertilizantes y pesticidas con base en desperdicios naturales, con la finalidad de elevar la superficie orgánica en el Estado, que representa actualmente el 5 por ciento del territorio agrícola.


En rueda de prensa, en que se presentó el inicio del modelo de extensión en Agricultura Sustentable con el auspicio del Gobierno del Estado, Macedonio Arteaga Rauda, representante de Agroasesores, refirió que en Michoacán se han realizado 7 talleres en las comunidades de Cherán y Tingambato, en beneficio de 420 productores y de una superficie de 2 mil hectáreas.


Explicó que la adopción de nuevas tecnologías, como volver al cultivo y producción ancestral, permite mejorar el sabor, consistencia y calidad de los productos del sector primario, pero además reducir hasta en un 70 por ciento los costos de producción a diferencia de la técnica convencional, además de lograr un sobreprecio del 10 a 15 por ciento.


Arteaga Rauda explicó que el extensionismo permite mejorar la nutrición de los alimentos, control de plagas y enfermedades, además de la conservación del suelo. Se tiene tierra más saludable y menos daños a la salud con alimentos contaminados con sustancias químicas.


Durante la presentación del taller, estuvo presente la directora de la Comisión Forestal del Estado, Martha Josefina Rodríguez Casillas, quien resaltó que la elaboración de compostas permite su uso en la producción de plantas en viveros, modelo que ha tomado la dependencia para atender los 17 viveros que se tienen registrados en que se producen 7 millones de plantas.


Es de mencionar que en producción orgánica, Michoacán tiene avances significativos en aguacate, frutillas, coco, toronja y jamaica, por mencionar algunos, además de contar con la producción de carne y derivados orgánicos, con base en una alimentación balanceada y natural al ganado.


El taller de Agricultura Sustentable y Tecnificada se conforma de varias tecnologías de fácil adaptación y adopción para los productores, con las cuales podrán mejorar su actividad en el campo, pero más importante es que dejarán de depender económica y tecnológicamente de las compañías transnacionales, que aportan productos costosos y hasta cierto grado contaminantes.


Con este taller se busca romper y demostrar que las mejores tecnologías útiles para el productor son aquellas nacidas de la experiencia y la práctica de sus iguales, aunque hay que resaltar que todas esas tecnologías han sido analizadas por investigadores y académicos de instituciones de educación superior, logrando con ello mejorarlas y hacerlas más accesibles, así como efectivas para el productor que busca seguridad alimentaria, así como su consumo y comercialización.


De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), en Michoacán están registradas 6 mil 567 hectáreas de productos orgánicos.


Del total de la superficie, 5 mil 57 hectáreas corresponden a aguacate, 409 de mango, 368 de jamaica, 141 de zarzamora, 130 de coco, 110 de plátano, 90 de toronja, 58 de ajonjolí, 44 de maíz, 25 de sorgo y además de café, naranja, fríjol, limón, durazno, lima, moringa, chirimoya, pepino, guayaba, jitomate, fresa, granada, alfalfa, manzana, hortalizas y pimiento, que en total suman 135 hectáreas.


Es de mencionar que el trabajo de agroasesores está dirigido a los productores de Michoacán, Veracruz, Guerrero y Yucatán, el cual está encaminado a 1 mil productores en 20 talleres en igual número de municipios vulnerables, seleccionados por su problemática social y potencial productivo agropecuario.


El objetivo central, es dominar las tecnologías más avanzadas sustentables y tecnificadas de México y el mundo, para la elaboración de fertilizantes sólidos, líquidos, plaguicidas naturales y biodegradables, multiplicar microorganismos con un biorreactor y conocer los procesos para su producción. (J)







Escribir comentario

Comentarios: 0