Prevé AIE competitividad de la inversión en energía renovable

La energía renovable podría convertirse en una opción costeable-competitiva en los próximos años, cuando se supere la incertidumbre política que limita su desarrollo en los mercados clave.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) así lo expuso en su más reciente “Informe del mercado de energías renovables a mediano plazo”, en el que destacó que la necesidad de diversificación de muchos países ha permitido el crecimiento de esa energía.

Subrayó que las energías renovables representan ya 80 por ciento de la nueva generación de energía de los 34 países desarrollados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).


Existen mercados fuera de la OCDE que han recibido un fuerte estímulo a partir de sus necesidades, como China, en donde la calidad del aire los ha impulsado a buscar opciones para reducir la dependencia de combustibles fósiles, agregó.

Como resultado de dichos estímulos, las fuentes renovables como la eólica, la solar y la hidroeléctrica tuvieron un crecimiento importante en 2013, alcanzando casi 22 por ciento de la generación mundial, a la par con la electricidad a partir de gas.

En los últimos años, la generación renovable global ha presentado un crecimiento de 45 por ciento y constituirá casi 26 por ciento de la generación mundial de electricidad para el año 2020, añadió.

Sin embargo, se prevé que a partir de 2014 su crecimiento comience a ralentizarse debido a la escasa demanda y a los crecientes riesgos políticos en los mercados clave.

El informe señala que en muchos mercados fuera de la OCDE, como China, se presentan restricciones que incluyen barreras no económicas, y la ausencia de financiamiento que impulse a esa industria.

También en la Unión Europea hay incertidumbre sobre la naturaleza precisa de la estructura política de renovables después de 2020 y la acumulación de una red Paneuropea para facilitar la integración de las energías renovables variables.

Por primera vez el informe proporciona una perspectiva de inversión hacia 2020 en la nueva capacidad de energías renovables que podría promediar hasta 230 mil millones de dólares al año.

Sin embargo, esa cantidad es más baja que los 250 mil millones de dólares invertidos en 2013, debido a que existen expectativas de que los costos de inversión unitarios para algunas tecnologías van a caer.

El reporte asegura que con la disminución de costos, las oportunidades de competencia se extienden para algunas energías renovables en condiciones específicas de cada país y los marcos de política.

Por ejemplo, señala que en Brasil, con buenos recursos y las condiciones de financiación, la eólica terrestre ha superado la oferta de plantas de gas natural de nueva construcción en las subastas.

Asimismo, en el norte de Chile, los altos precios de la electricidad al por mayor y los niveles elevados de radiación han abierto un nuevo mercado solar no subvencionado, por lo que si se le impulsa adecuadamente podría representar una importante oportunidad de inversión en los próximos años.

La directora ejecutiva de la AIE, Maria van der Hoeven, subrayó que las energías renovables son parte necesaria de la seguridad energética, sin embargo, justo cuando se están convirtiendo en una opción costeable-competitiva, la política y la incertidumbre regulatoria están aumentando en algunos mercados clave.

Explicó que se debe entender que muchas energías ya no necesitan niveles altos de incentivos, sino que por su naturaleza de capital intensivo requieren de un contexto de mercado que asegure una rentabilidad razonable y predecible para los inversionistas.

Escribir comentario

Comentarios: 0