Ingenieros puertorriqueños preparan lámparas especiales para ahorrar energía

Ingenieros puertorriqueños confeccionan cientos de lámparas con tecnología LED como forma de ahorrar energía en la isla caribeña, donde el elevado costo de la electricidad golpea el bolsillo de los ciudadanos en plena crisis.



Ingenieros puertorriqueños confeccionan cientos de lámparas con tecnología LED como forma de ahorrar energía en la isla caribeña, donde el elevado costo de la electricidad golpea el bolsillo de los ciudadanos en plena crisis.

El profesor Andrés Díaz, líder del trabajo que se realiza en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez (RUM), al oeste de la isla, explicó hoy en entrevista con Efe que el proyecto lleva elaborándose desde junio pasado con la ayuda de varios estudiantes ingenieros.

"La lámpara LED en sí ahorra energía porque produce más luz por electricidad que con cualquier otro tipo de electricidad", resaltó Díaz, quien agregó que el costo de confección "sale más barato porque la fabricamos nosotros mismos".


La fabricación de las lámparas se elabora en la fábrica de ensamblaje ubicada en la facultad de Ingeniería Industrial del RUM bajo la supervisión del profesor Pedro Resto.

Al momento, se ha sustituido cerca del 20 % de todo el alumbrado del edificio y el grupo espera concluir el proceso antes de la primera semana de octubre próximo.

Díaz dijo que el proyecto se realiza gracias a un fondo monetario que la administración del RUM le proveyó y que hasta el momento, han montado en el edificio Luis Stefani del centro educativo 120 lámparas para ahorrar energía.

El catedrático del Departamento de Energía Eléctrica aseguró que estas lamparillas perdurarán 50.000 horas si se usan ocho diariamente, equivalentes a veinte años, una drástica comparación con las fluorescentes que hay cambiarlas entre cada seis a ocho meses.

"Eso está comprobado científicamente. Las lámparas LED no te garantizan que no se van a fundir, sino que cuando vayan pasando los años, su brillantez disminuirá", indicó.

Abundó que estas lámparas LED no solamente duran más, sino que sus reemplazos son menos a diferencia de las fluorescentes que producen más lumen o total de luz visible.

Recordó que al momento de planificar reemplazar las lámparas LED con las antiguas en el centro educativo, "la tecnología estaba muy cara", pero siempre insistieron en que este tipo de sistema de electricidad sería el que "inundaría el mercado".

Este ejemplo lo comparó con las placas solares a las que se dedican a instalar algunas compañías privadas para rebajar la factura de electricidad mensual, pero su instalación sobrepasa la decena de miles de dólares.

"Hoy vemos los mercados llenos de lámparas LED y la gente que vende su energía renovable utilizan la LED. Lo de nosotros es seguir trabajando y tener un producto competitivo para utilizar en otros recintos de la UPR", sostuvo Díaz, quien lleva siete años como profesor en el RUM.

Enfatizó que el plan es culminar la instalación de 500 lámparas en el RUM para luego continuar con el trabajo en los otros recintos de la UPR, que incluyen otros centros educativos en Río Piedras (San Juan), Carolina, Arecibo, Aguadilla, Bayamón, Ponce, Utuado, Cayey y el Recinto de Ciencias Médicas en la capital.

Según los estudiantes ingenieros, una vez estos terminen de reemplazar todas las lámparas, la administración del RUM se ahorrará alrededor de 1.715 dólares al mes de forma directa, equivalentes a 20.000 al año.

El grupo de ingenieros tiene además la visión de proponerle el plan al Gobierno central para que el mismo trabajo que llevan a cabo en el RUM lo extiendan a todas las corporaciones públicas y así se puedan ahorrar millones de dólares al año.

La electricidad en Puerto Rico es suministrada por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la cual actualmente cobra 25 centavos por kilovatio/hora.

El Gobierno local espera rebajar ese precio a 22 centavos en 2015 y a 16 centavos en 2019.

El sistema eléctrico puertorriqueño es un monopolio estatal encabezado por la AEE, organismo incapaz de garantizar un suministro fiable a precios competitivos, lo que favorece el fraude.

En la actualidad, el 70 % de la energía en Puerto Rico precede del petróleo y el 30 % restante se genera a partir del gas natural (producido por la firma privada Ecoeléctrica, que luego se lo vende a la AEE) y del carbón (que lo explota de la mismo forma la compañía AEF).

Escribir comentario

Comentarios: 0