Construí un calentador solar para darte tibias duchas sin necesidad de gastar electricidad o gas

Bañarse con agua caliente sin necesidad de usar gas es posible. ¿Cómo? Construyendo un calentador solar. Solo se necesitan un par de materiales muy económicos, herramientas y ganas. 


El calentador consta de unos tubos y conexiones que forman un circuito por donde va el agua. “La entrada se conecta al tanque de agua y la salida al caño de bajada que va al termotanque”, explica Roberto Navarro, biotecnólogo y quien se ofreció a realizar este paso a paso. 


Si el agua entra caliente al termotanque, éste no se activa. Como Tucumán posee un clima cálido (bien cálido) casi todo el año, no cuesta que el agua alcance una temperatura agradable, justa para darse un baño.


Todos los materiales se pueden conseguir en un corralón o ferretería grande. Salvo la caja que va a contener a los tubos, la cual puede ser de hojalata (se puede pedir que un hojalatero que la arme) o de madera con el correcto tratamiento para que soporte la intemperie. 


“Hay dos tipos de calentadores solares. Uno con depósito de agua y otro con tubos autocontenibles”, explica Roberto. El ideal, según su experiencia, es el autocontenible porque el agua que se deposita en los tubos siempre va a estar caliente. 


¿Dónde lo ubicamos? 


Lo mejor sería colocarlo al lado del tanque de agua, ya que la entrada al calentador tiene que venir de ahí. También sobre el techo porque las chapas van a aumentar la temperatura del calentador. 


Es importante -advierte Roberto- que los tubos no queden vacíos. El sol intenso podría dañar el PVC. 


En climas tropicales un calentador solar puede disminuir un 50% o 70% el consumo energético necesario para calentar el agua. 


Un ejemplo de cómo funciona el sistema se lo puede encontrar en la casa Ecológica El Cadillal. Allí los tubos son de hierro y no de PVC, pero el concepto es el mismo, explica Roberto. 


¿Cuál es el capacidad?


Con 20 litros una persona se da una ducha rápida, pero completa. Por lo tanto hay que calcular que para una familia con un calentador que almacene 60 u 80 litros estará muy bien. Además, hay otras tareas en las que se utiliza agua caliente: lavar los platos, por ejemplo. Obviamente, el consumo es diferido no simultáneo, lo cual dará tiempo para que los tubos sigan calentando.


Debajo te dejamos un paso a paso para que veas cómo se arma este calentador. Recordá que tiene una capacidad de 40 litros, así que vas a necesitar más materiales si querés hacerlo más grande. 


1Cortar el tubo de PVC en cuatro partes iguales. Previamente descartar el tramo final (de unos 15 centímetros) que viene más ancho.


2Pintar todos los tubos de negro porque eso va a facilitar la atracción del calor solar. 


3Armar las conexiones por donde va a pasar el agua de un tubo a otro. Para eso se necesita perforar las tapas y armar con los codos y niples la conexión. Cada unión debe ir con cinta de teflón para evitar pérdidas. 


4Colocar los conectores de salida (bridas de 3/4) y las llaves de paso. Unirla a las tapas. En los extremos debe haber una de entrada y otra de salida. 


5 Cuando ya esté listo colocar el circuito de tubos adentro de una caja de hojalata y taparla con un vidrio.

Escribir comentario

Comentarios: 0