Sainsbury’s convierte sus productos desechables en energía renovable

Sainsbury’s es el segundo supermercado que aporta sus alimentos sobrantes (no aptos para el consumo) al reciclaje. Estos son reutilizados como componentes para producir energía renovable, sobre todo las verduras ya que al quemarlas produce metano apto para  abastecer el suministro eléctrico.

 

La empresa de alimentación ha abandonado la práctica de enviar los residuos de alimentos a los vertederos. En cambio, estos desechos serán enviados a plantas biológicas. Así lo ha afirmado Paul Crewe, Jefe de la sostenibilidad de alimentos de Sainsbury’s: “Era lo que había que hacer. Depositar los alimentos desechables en los vertederos costaba 150 libras por tonelada, y esta alternativa es significativamente más barata, además de destinar los residuos a usos positivos”.

 

Sainsbury’s fomenta las energías naturales

 

Sainsbury’s parece preocuparse mucho por el medio ambiente últimamente. No sólo se preocupa por fomentar el reciclaje para generar energías renovables, sino que también ha instalado paneles solares en la mayoría de sus supermercados para poder ahorrar dinero.

 

Probablemente, esta iniciativa sea secundada por la mayoría de supermercados, una vez se den cuenta de la elevada contribución medioambiental que aportarían. Si se reutilizase todos los productos innecesarios que son vertidos, podríamos hacer más sostenible este planeta.

Escribir comentario

Comentarios: 0