Energía solar y eólica encabezan inversión renovable

Capital hondureño pone al país entre los líderes del istmo en producción limpia de energía. Grupo Terra genera el 21% de la producción renovable el potencial solar, eólico e hídrico de Honduras y el uso de nuevas tecnologías tienen al país como líder en la producción de energías renovables en Centroamérica.

 

Más importante aún, es que el capital que mueve al sector no se origina en el exterior ni del Gobierno, son empresarios locales.

 

Una empresa produce ya 125 megavatios de energía limpia y realiza inversiones para duplicar esa cifra a finales de este año y comienzos de 2015.

Dos compañías más, una en San Pedro Sula y otra en Tegucigalpa, están innovación en generación eólica. Cuentan con más de una decena de proyectos en cartera y en ejecución que ofrecen la instalación de techos solares y su conexión directa al sistema de la estatal de energía.


Industria solar 

Sobre los techos de Embotelladora de Sula, en la zona norte hondureña, se colocaron 1,015 módulos solares con una capacidad de generación de 258,825 Kwh en hora pico.

Este es un proyecto que está en expansión. Para finales del año tendrá una capacidad de 2.741,171 kwh en hora pico, para una capacidad total instalada de 3 MW.

En su primera etapa, la inversión aproximada es de 500,000 dólares, cifra que se elevará a seis millones de dólares una vez que se concluya la obra, que contará entonces con 11,500 módulos solares.

La obra ha sido construida por SmartSolar, una empresa de capital nacional dedicada al desarrollo de proyectos solares fotovoltaicos sobre techos.

Estos son sistemas con un nuevo concepto operativo. Durante el día recepcionan la energía solar, pero no la almacenan. Es un sistema de autoconsumo, es decir, que la energía producida la consume la Embotelladora de Sula.

Lo novedoso de estos proyectos es que no tienen baterías receptoras de energía, como las de uso doméstico, sino que están conectados a la red de distribución eléctrica oficial, en el caso de Honduras a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee). Además, la energía que producen y no es utilizada por el propietario del sistema se inyecta a la red oficial.

Para hacerlo, cuentan con un medidor bidireccional que mide la energía en doble vía: la que entra de la Enee a las instalaciones y la que el sistema solar inyectaría a la red.

“Al final de mes, el usuario va a pagar la diferencia, es decir que si usted durante el mes consume 1,000 kw hora, pero durante el día le inyectó 800 kilowatts hora entonces solo va a pagar 200 kilowatts”, explicó a D&N Jairo Betancourt, director de operaciones de la empresa SmartSolar.

Pero no solo la gran industria puede acceder a este tipo de proyectos, también están disponibles para el sector comercial y residencial a nivel nacional, siempre que el consumo sea menor a 250 kilovatios.

Cuando la producción es mayor, como en el caso de la gran industria, es para el autoconsumo o con contratos de venta directa a la Enee.

Costos y ahorro

Los costos de un sistema para una residencia de una familia de clase media (con tres habitaciones promedio) son aproximadamente de 20,000 dólares y la vida útil proyectada de 25 años. Los valores pueden reducirse a 5,000 dólares, de acuerdo al tipo de vivienda. “Son sistemas baratos y confiables”, dijo Betancourt. Los rangos de ahorro van del 45% al 65%, dependiendo de la factura de consumo.

Además del ahorro económico, ofrece el bajo mantenimiento y tiempos cortos de instalación (hasta en cuatro semanas). Esto reduce el tiempo del retorno de la inversión de manera considerable, así como la reducción de la carga térmica de los edificios y las pérdidas de energía, pues la propuesta es llevar la energía al punto de consumo del cliente.

Otro proyecto de techo solar se realiza en Tegucigalpa. Es en el restaurante de mariscos Tony’s Mar, ubicado en el bulevar Suyapa, y cuyos dueños esperan obtener un ahorro en su factura mensual de energía de 20,000 lempiras.

La obra está siendo ejecutada por la empresa Proteger, y constará de 160 paneles solares para una producción de 33 kilovatios.

Este es el primer proyecto de energía solar sobre techo que se ejecuta en el área de los restaurantes en Tegucigalpa. “Este proyecto contará con un medidor bidireccional que medirá la energía que produce el sistema solar y que se inyecta a la red, y la que se consume de la red de la Enee. La empresa pagará la diferencia”, explicó el gerente general del restaurante, Félix García.

Terra solar y eólica

Pero el sector solar proyecta una mayor inversión y competencia. Gilberto Ramos, ejecutivo de la división de energía del Grupo Terra

reveló que desarrollan un proyecto solar en el municipio de Choluteca en Choluteca.

Ramos informó que ya se levantaron los trabajos de ingeniería y se está en la etapa final de los diseños de la obra con la empresa que se encargará de su construcción.

“Es un proyecto que tiene una meta de producción de 46 millones de kilovatios (46 MW) hora en el año, y esperamos que entre en operación en julio de 2015”, declaró.

La inversión rondaría los 90 millones de dólares, de acuerdo a las cifras de dos empresas españolas que tienen permisos para construir parques solares en Choluteca.

Uno de los proyectos será construido por la empresa española Energía Renovable y Eficiencia Energética Asturvasa, en San José de La Landa, Choluteca, a un costo de 90 millones de dólares.

Otro proyecto es de la también española Corporación Gestamp, una de las firmas impulsoras de la industria automotriz en su país, y que a través de su brazo Gestamp Renovables construirá un parque solar en Marcovia, Choluteca.

El proyecto que Gestamp impulsará en Honduras se conocerá con el nombre de Marcovia Solar, haciendo eco al nombre de la región donde se construirá la planta, sobre una superficie terrestre de 172.50 hectáreas. Esta región, una de las más deprimidas económicamente de Honduras es -según estudios de especialistas, incluidos de la NASA- una zona óptima en términos de radiación solar (2,015 vatios por metro cuadrado) para este tipo de proyectos.

La planta -que utilizará tecnología de última generación- tendrá una potencia instalada de 48.9 megavatios y una producción anual de energía estimada en 92.7 megavatios h/año. El costo aproximado de la obra asciende a 96 millones de dólares, los que serán financiados con fondos de organismos multilaterales, la banca comercial y fondos propios.

Aires hondureños

La generación eólica está atrayendo capital y Honduras es uno de los países líderes en Centroamérica.

La empresa de capital inglés, Globeleq Mesoamérica, que amplió el parque eólico en Cerro de Hula, tiene ahora una fuerte competencia de capital hondureño.

El Grupo Terra invierte 124 millones de dólares en la construcción de un parque eólico en Choluteca y tiene planes de construir otro, en ese mismo departamento, a partir del 2015.

Este año se construye el proyecto eólico de San Marcos de Colón en Choluteca, el cual está siendo construido por las empresa españolas Iberdola y Gamesa y estará en funcionamiento a finales de año, con una generación de 50 megavatios.

La construcción de la obra se encuentra “muy avanzada”, señala Gilberto Ramos. Ya se ha construido una línea de transmisión de 230,000 voltios que será propiedad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) y han llegado al país los aerogeneradores y las turbinas.

La segunda parte de este parque se construirá en el sector del Chinchayote, siempre en el departamento de Choluteca. Será un proyecto de 45 megavatios que esperan comenzar a operar a finales de 2016.

Esta es la mayor inversión actual de Terra en Honduras, que ya cuenta con un parque eólico en Nicaragua que genera 90 megavatios y que le permite tener la experiencia para competir en este sector.

Para el director ejecutivo de la Asociación Hondureña de Pequeños Productores de Energía Renovable (Ahpper), el energético es uno de los sectores más dinámicos de la economía hondureña. En 2013 registró un crecimiento del 13%, según cifras de esa organización.

El exministro de Recursos Naturales y Ambiente, Roberto Cardona, dijo que a partir del 2014 el sector proyectaba inversiones superiores a los 1,000 millones de dólares en unos 24 proyectos en agenda, pero a la fecha es el capital hondureño el que está dando la cara.

Escribir comentario

Comentarios: 0