China protesta ante EE.UU. por la imposición de aranceles a paneles solares

El Ministerio de Comercio chino se mostró hoy "muy insatisfecho" después de que las autoridades estadounidenses hayan establecido un arancel a las exportaciones chinas de productos fotovoltaicos hacia su país.

 

En un comunicado en su página web, el Ministerio chino asegura que Estados Unidos "ha dejado que la disputa comercial en este ámbito se incremente", después de conocer que el país gravará los productos fotovoltaicos de silicio cristalino procedentes de la China continental y Taiwán con unos aranceles de entre el 26,33 y el 165,04 por ciento de su valor.


El impuesto no es definitivo, sino que se trata de una tasa preliminar y que podrá mantenerse o eliminarse dependiendo de las conclusiones de la investigación que llevará a cabo el Departamento de Comercio del país norteamericano.

 

Según la parte china, EEUU "no tiene en cuenta los hechos, carece de apoyo legal y abusa de las medidas comerciales correctivas" al levantar tales tasas sobre los productos chinos, algo que, según el Ministerio, "no ayudará al país a resolver los problemas de su industria fotovoltaica".

 

Así, China espera que EEUU termine las investigaciones pertinentes "lo más pronto posible".

 

Los paneles solares chinos y sus componentes y derivados fueron también el origen de una de las mayores disputas comerciales de la historia entre el gigante asiático y la Unión Europea (UE), que consideraba que el precio de estos productos era "anormalmente bajo" y que, por lo tanto, suponía una competencia desleal que perjudicaba a las industrias europeas del mismo sector.

 

Tras imponer fuertes aranceles y varios meses de negociación, finalmente ambas partes consiguieron llegar a un acuerdo por el cual el 70 por ciento de los suministradores chinos de paneles solares se comprometió a respetar un precio mínimo en sus exportaciones a la UE, mientras que el 30 por ciento restante sigue estando sujeto a un impuesto.

 

 

Sin embargo, un año después del acuerdo, que se alcanzó en julio de 2013, los fabricantes europeos de paneles solares denunciaron ante la Comisión Europea que China viola de manera "masiva" el pacto alcanzado.

 

Según la organización europea ProSun, que aglutina a las empresas del sector, unas 1.500 propuestas de empresas solares chinas ofrecen aun precios por debajo del nivel mínimo acordado entre ambas partes.

Escribir comentario

Comentarios: 0