Crece dependencia de importación de energía eléctrica

La compra de energía ha sido la alternativa para sortear el problema energético del país. Alza de la tarifa podría conocerse hoy

 

En los cinco primeros meses de año, Panamá compró diecinueve veces más energía que en todo el 2012.

Cifras oficiales revelan que hace dos años atrás el país compró 7,591 kilovatios de energía, mientras que entre enero y mayo de este año se importó 146,632 kilowatts.


En los últimos dos años, durante la estación seca, el país ha enfrentado déficit en la generación. La falta de lluvias impidió que los principales embalses hidroeléctrica (Fortuna, Changuinola y Bayano) almacenarán suficiente agua para producir energía durante esta época.

 

 

El Gobierno se vio obligado a contratar plantas térmicas para sortear esta emergencia, aunque no fue suficiente. El daño que experimentó la planta térmica PAN-AM, que aportaba 96 megawatts, obligó a tomar medidas de ahorro para evitar el colapso del sistema en plena época seca. La crisis costó entre 2 y 3 millones de dólares por semana a la economía, informó el presidente del país, Juan Carlos Varela.

 

EL COSTO

 

Frente a esta situación, la administración de Ricardo Martinelli se vio obligada a gastar hasta 500 millones de dólares para reforzar el plantel de generación y suplir la demanda del país.

 

Para el próximo año, la importación será nuevamente la alternativa para evitar una nueva crisis. El nuevo Gobierno ya contempla comprar 200 megawatts para cualquiera eventualidad en la época, más aún tomando en cuenta que un fenómeno de El Niño promete reducir los caudales de lluvia.

 

FALTA DE INVERSIONES

 

La falta de inversión en el sector energético produjo una profunda crisis. Mientras el país crecía impulsado por un agresivo plan de inversión pública, el sector eléctrico no contemplaba proyectos de gran envergadura para satisfacer la demanda de ese crecimiento económico.

 

La interconexión eléctrica colombo-panameña, que permitirá ingresar al sistema por lo menos 400 megawatts, fue retirada por falta de recursos para su desarrollo, durante la adminsitración del ex presidente Ricardo Martinelli.

 

En los últimos cinco años, el único proyecto importante que se sumó al sistema fue el parque eólico de Penónomé, que se estima generará hasta 200 megawatts, pero no todavía no está trabajando al ciento por ciento.

 

Previamente, Humberto González, especialista en el tema de energía, explicó que se requiere ingresar 100 megawatts anualmente para satisfacer la creciente demanda del país, lo que representa una inversión entre 300 y 400 millones de dólares para expandir el plantel de generación.

 

Hasta ahora el único proyecto importante es la construcción de la hidroeléctrica Chan II, por mil 49 millones de dólares, que estará lista dentro de cuatro años, según estimaciones oficiales.

 

En Panamá, se generan 1,600 megawatts. Si a esto le restamos la demanda máxima registrada este año, que es de 1,465.56 megawatts, sólo queda un colchón de 134 megawatts antes de llegar a un punto crítico entre la oferta y la demanda.

 

En medio de este panorama, se espera que hoy se conozca el aumento de la tarifa de electricidad y la reducción del subsidio de electricidad, tras ser analizado por el Consejo de Gabinete.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0