Energía autosustentable en casa, una realidad

Casa con interconexión a la red eléctrica

Instalar un celda fotovoltaica en el hogar solía ser un proyecto raro, además de caro. Los avances tecnológicos y legales en la materia poco a poco revierten esto para que contar con un sistema eléctrico autosustentable sea una realidad para los mexicanos.
 
Para un consumo residencial promedio en la ciudad se requieren de 180 Kilowatts (kW). El costo de las celdas solares varía entre los 15 a 18 mil pesos y cuentan ya con la modalidad de interconexión a la red de la Compañía Federal de Electricidad (CFE) que permite recibir o donar energía al sistema.
 
Además de incentivos fiscales. Es 100% deducible de impuestos en la compra en todo el país, 40% de reducción de impuestos sobre Nómina y 20% en el impuesto Predial en el Distrito Federal. La interconexión permite además abonar en el recibo, hasta por 12 meses, el excedente de energía eléctrica generada.
 
Llegar a ello ha sido una larga carrera contra el deterioro del medio ambiente y la lucha para revertir o al menos frenar el cambio climático.

2026: la carrera contra el cambio climático en México
 
Al inicio del siglo XXI las energías renovables eran ya una realidad. A partir del Protocolo de Kioto, las naciones del orbe priorizaron el tema de la generación de energía y sus consecuencias por la emisión de CO2 en el ambiente. Siete años después se instaló el primer parque eólico de generación eléctrica en México.
 
Previamente, en 2001, se contempló un marco regulatorio para convenios de interconexión de energía renovable que permitía generación por fuentes solar, eólica, mini-hidráulica, geotérmica, entre otras.
 
El programa federal tiene como meta el 2026, pero hasta ahora con avances las metas no se han cumplido por lo que se requieren más acciones para tener un panorama más aterrizado sobre los proyectos realizados.
  
Energías renovables deben ahora cuidar la salud
 
La medida ha venido renovándose con el paso del tiempo, hasta la promulgación de la Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética que permitió la interconexión de energías renovables al sistema de la Comisión Federal de Electricidad.
 
Esta ley fue modificada el pasado 14 de febrero por la Cámara de Diputados. Se aprobó, por 390 votos a favor, darle carácter de su aplicación para garantizar la salud de la población y disminuir de daño ambiental.
 
Se amplió el concepto de aprovechamientos sustentable de la energía e introduce que se debe garantizar en todo momento la salud de los mexicanos, así como una disminución de los impactos ambientales negativos derivados de la generación, distribución y consumo de energía, con el propósito de mantener el equilibrio en los ecosistemas.
 
Metas pendientes
 
Durante el sexenio calderonista, la expectativa de crecimiento con base al Programa Sectorial de Energía fue pasar de 23 a 26% de la generación de energía nacional, aunque gran parte del porcentaje se dio con la construcción de hidroeléctricas y sólo el 3.3%, en 2008, eran generadas por energías limpias excluyendo a grandes hidroeléctricas.
 
La Estrategia Nacional para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, firmada por el entonces secretario de Energía, José Antonio Meade Kuribreña, hoy titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, esperaba contar con una generación de entre el 4.5%, como mínimo y el 6.6 como máximo.
 
Dicha meta no se cumplió. Según la Prospectiva de Energías renovables 2012-2026, da fe del cumplimiento de la meta global de generación de energía eléctrica con porcentajes .02% abajo de lo proyectado.

 
Sin embargo los esfuerzos por cumplirla se detonaron en los últimos dos años. En diciembre de 2011 entró en operación el primer piloto solar fotovoltaico de la CFE, de 1 MW, ubicado en Santa Rosalía, Baja California Sur. Además, en febrero de 2012 se adjudicó el proyecto piloto de la CFE de 5 MW a Iberdrola en Cerro Prieto, Baja California.
 
Actualmente se encuentra en construcción el proyecto solar térmico de 14 MW asociado a la central Agua Prieta II. Ésta será la primera central híbrida en América Latina. Dicho proyecto entrará en operación en el segundo trimestre de 2013.

Escribir comentario

Comentarios: 0